Siento a mi pareja distante luego del embarazo, ¿Qué hago?

Cuando se inicia un romance, pasado por la hermosa etapa de embarazo, las manifestaciones de cariño, gozo en la pareja se hacen presentes a cada momento. Los besos, las caricias y, en general los gestos de amor no se limitan en absoluto.

Ahora bien, es posible que después de un tiempo, la frecuencia de ese tipo de manifestaciones disminuya (Más aún por la gestación) y no necesariamente por falta de afecto. En realidad, esto puede ocurrir por diversos motivos. Además, hay que recordar que el hecho de que las cosas cambien, no quiere decir que esto sea para mal. A menudo, se trata del proceso de evolución natural de toda pareja.

Ahora bien, cuando las caricias, los besos y las demás demostraciones de afecto comienzan a ser cada vez más y más escasas, al punto de causar malestar e incomodidad, es normal llegar a preguntarse el porque tu pareja no te brinda el cariño como antes.

Posibles causas de la falta de afecto en parejas

Te vamos a brindar una pequeña lista, de los motivos principales que afectan a toda pareja. Tenemos por ejemplo:

Problemas de salud

Unas de las enfermedades más comunes, por resultado de una convivencia de pareja, es la obesidad o diabetes. Conversar sobre el tema puede ayudar a la pareja a retomar a ciertas demostraciones amorosas. Si el problema persiste, se aconseja iniciar una terapia pareja, sin dejar de lado, la recuperación respectiva en la enfermedad.

Del mismo modo, hay que tener en cuenta ciertas enfermedades psicológicas. Una persona que esté atravesando un cuadro depresivo.

Por otro lado, es importante tener en cuenta el insomnio. Este problema puede llegar a alterar el organismo de forma que cuerpo y mente se encuentren en mal estado. Más aún, que en la etapa de gestación, la pareja no puede descansar adecuadamente, por los distintos horarios con el recién nacido.

La monotonía presente como pareja y padres

Cabe destacar, que tanto como la monotonía y la rutina en sí, pueden llegar a consumir mucho a la pareja. Más aún, cuando llegan a ser padres y lo que solían hacer antes, ahora evitan hacerlo en vez de buscar la forma y el medio adecuado.

Es bueno intentar buscar cambiar totalmente esta situación. Lo más recomendable es pedir ayuda profesional, como es el caso de un psicólogo, especializado en ayuda de pareja.

Caso excepcional: El embarazo

En algunos casos, los futuros papás, especialmente los primerizos, pueden sentir miedo al contacto de pareja. A veces, con el pensamiento de hacerle algún daño al bebé o la embarazada.

En estos casos, es una buena opción que la pareja acompañe a la embarazada a la consulta ginecológica. De este modo podrá despejar las dudas y tranquilizase.

Acerca del autor

Mama Primeriza

Yo también fui mamá primeriza y también tuve dudas. Puede ser muy abrumador sobre todo con toda la familia dandote "consejos". Sigue aquí y aprende todo lo que una mama primeriza necesita saber.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *