Cuidados del ombligo del recien nacido necesarios – Mamá Primeriza Blog

Cuidados del ombligo del recien nacido necesarios

Los cuidados del ombligo del recien nacido son lo más importante en los primeros días de vida de tu bebé, e incluso después de que se le haya caído necesitara mucho cuidado. El ombligo es una herida completamente expuesta a infecciones por lo tanto debe ser cuidada de manera higiénica. ¿Quieres aprender a como limpiar el ombligo de tu bebe recién nacido higiénicamente?

Después de que le corten el cordón umbilical a tu bebe, lo que se hace comúnmente después del parto, tu bebé sustenta un trozo de cordón, el cual normalmente se le caerá durante el tercer y decimo día de vida, a su vez la caída de este cordón formara lo que se conoce como ombligo.

Mientras a tu hijo recién nacido no se le caiga el ombligo, este tiene que estar seco, tapado y bien protegido para que no le caiga polvo o cualquier sustancia que pueda hacerle algún daño.

Durante los días que el ombligo aun no esté cicatrizado, te aconsejo que al bañar a tu bebé recién nacido no le mojes el cordón umbilical.

Cuidados del ombligo del recien nacido

A continuación, te enseñare que es lo que debes tener a la hora de limpiar el ombligo de tu bebé.

  • Caja de gasas estériles.
  • Vendas o 2 a 3 fajas elásticas.
  • Alcohol absoluto.

Una vez que tengas todos estos materiales, podrás empezar con la cura del ombligo de tu bebé, principalmente tienes que lavarte las manos con agua y jabón para eliminar la mayoría de bacterias que se alojan en tu piel y que puede ocasionar infecciones en tu niño.

cuidados del ombligo del recien nacido

Como limpiar el ombligo de un recien nacido

  1. Moja una gasa con alcohol absoluto y con ella limpia alrededor y sobre toda la base del ombligo de tu bebé.
  2. Con otra gasa limpia, unta un poco de alcohol y échalo sobre la base de inserción del cordón umbilical de tu niño recién nacido con cuidado.
  3. Agarra otra gasa limpia y échale un poco de alcohol y, procede a enroscarla en el cordón umbilical.
  4. Para finalizar cubre el cordón con una gasa seca y sujétala con una faja de tela elástica, con mucho cuidado de no presionar mucho el abdomen de tu bebé.

De igual forma, te recomiendo que para que tu bebé no tenga ninguna infección en el ombligo sigas estos consejos que te daré.

No utilices bolas de algodón

Es preferible que limpies el ombligo de tu bebé con gasas estériles y dejes dicha cicatriz al aire libre, debido a que si lo tapas aumenta la humedad y el riesgo de que tu bebé tenga alguna infección.

No arranques el cordón umbilical

Si arrancas o tiras del cordón umbilical es probable que tu bebé pueda sufrir de alguna hemorragia. Deja que el cordón umbilical se le caiga naturalmente a tu bebé, esto comúnmente ocurre de 1 a 2 semanas.

No dejes la gasa mojada en el ombligo de tu bebé

La gasa mojada de alcohol es muy dañina si se deja por mucho tiempo en contacto con la piel de un recién nacido, debido a que puede irritar la zona sensible de tu bebé. Los productos con yodo son antisépticos, pero no son recomendados para limpiar el ombligo de los niños recién nacido, debido a que estos son absorbidos por la piel y pueden producir alteraciones en la función de la tiroides.

No utilices ombligueros

Los ombligueros son una venda que se le coloca a los recién nacidos para sujetar un paño que cubre todo el abdomen de tu bebe, pero, estos no son muy conveniente para la limpieza del cordón umbilical de tu bebé.

Ve y limpia el ombligo de tu bebe recién nacido de la manera más higiénica que puedas, en poco tiempo notaras que ya está cicatriz ni se notara en el cuerpo de tu niño.

Como curar el ombligo de un recien nacido

¿Te gustaría saber cómo cuidar el ombligo de tu bebé de manera adecuada? Si es así, sigue leyendo este articulo, será de gran ayuda para ti y para el cuidado de tu bebé.

Con una higiene adecuada es posible que cuides el ombligo de tu bebé de ciertas complicaciones y también de infecciones que puedan afectar la salud de tu niño recién nacido.

El ombligo generalmente es una cicatriz que queda después de que se haya cortado el cordón umbilical, dicho ombligo cumple con la función de proveerle alimentos al bebe mediante la conexión con el útero. Después que el bebé nace, el cordón es cortado cuidadosamente y este deja una pequeña cicatriz conocida como ombligo.

Normalmente los residuos restantes del cordón umbilical se caen entre la segunda y tercera semana después del nacimiento del niño, sin embargo, tienes que mantener la limpieza en el aun después que el cordón umbilical se haya caído.

Si a tu bebé no se le ha caído el cordón umbilical tienes que tener en cuenta estos consejos que te daré a continuación para que evites las infecciones en tu niño recién nacido.

No toques el cordón umbilical

Para evitar las infecciones y enfermedades causadas por bacterias, es importante que no toques ni tapes el cordón umbilical de tu bebé con alguna tela rustica que le pueda hacer daño. También tienes que mantener el ombligo bien seco y limpio.

No le pongas nada apretado

Todavía esa zona del ombligo está muy sensible y si le pones un mono apretado, podrías lastimarlo, al igual que con las camisas, tienes que tener mucho cuidado. Recuerda que todavía no se ha curado completamente el ombligo de tu bebé.

Cúbrele el ombligo con una gasa

Si le cubres el ombligo con una gasa a tu hijo estarás evitando que le caiga polvo o que algún insecto se le pare encima del cordón umbilical, colócale una gasa muy suave o un pedazo de tela de algodón para que tu bebé este protegido.

Si quieres saber más sobre como curar el ombligo de tu bebé recién nacido sigue leyendo, hay más información de valor para ti.

Cuidados del ombligo del recien nacido infectado

Cuidados del ombligo del recien nacido infectado

Si al bebé no se le limpia bien el ombligo puede contraer una infección llamada onfalitis, que suele afectar nada más a los bebés recién nacido. Para prevenir esta infección debes desinfectar cuidadosamente el ombligo de tu bebé.

Si el ombligo de tu bebé está totalmente húmedo, con mucha secreción purulenta y huele mal, tienes que consultar inmediatamente a un médico pediatra debido a que se puede tratar de una infección en esta zona tan delicada del cuerpo.

Para curar un ombligo infectado debes seguir los siguientes tips que te daré a continuación.

Lava bien el ombligo con agua tibia

Para tratar y curar la infección en el ombligo de tu bebé, lo primero que debes hacer es lavar con agua tibia esa zona con mucho cuidado, esto servirá para ir disminuyendo poco a poco la infección. Te recomiendo que laves el ombligo de tu bebé al menos tres veces al día para obtener resultados más efectivos.

Límpialo con alcohol absoluto y gasa

El alcohol absoluto te será de mucha ayuda para curar las enfermedades en el ombligo de tu bebe, está sustancia es recomendada por pediatras profesionales. También es necesario que al limpiarle el ombligo lo hagas con un pedazo de gasa, debido a que los desechos restantes del ombligo infectado los podrás remover con la gasa, además, si lo haces con una tela lo más probable es que le quede pelusas y haga que la infección sea más grande.

Tienes que estar pendiente si el ombligo se ensucia por el orine o heces del bebé

Muchas veces las infecciones en el ombligo de un bebe recién nacido, es causada por el orine o los restos de heces que quedan en el, sin embargo, tú tienes que estar pendiente cada vez que le vayas a cambiar el pañal a tu bebé, si tiene el ombligo infectado, límpiaselo con una toalla húmeda para sacar los desechos que queden allí.

 Si aplicas estos tips para curar el ombligo infectado de tu bebé, te aseguro que la infección desaparecerá rápidamente.

Sangrado en el ombligo de un bebé recién nacido

No tienes por qué preocuparte si tu bebé sangra un poco, es normal que el ombligo sangre los primeros días y también después de que el cordón umbilical se le haya caído.

Te mostrare los 2 tipos de sangrado que hay en el ombligo de un bebé recién nacido, para que sepas cual puede ser dañino y cuál no.

Sangrado abundante en el ombligo

Si la gasa que le hayas puesto a tu bebé se empapa de sangre antes de caer el resto del cordón umbilical, indica que hay un trastorno de coagulación lo que significa que tendrás que llevarlo con el médico pediatra lo más pronto posible.

Sangrado leve en el ombligo

Cuando el ombligo empieza a sangrar de manera leve, significa que hay una pequeña irritación de las estructuras del ombligo por causa del rose del pañal, por esta razón hay pañales especiales para bebés recién nacidos que son bajos del abdomen para no lastimar el ombligo del niño.

También los pañales vienen totalmente sueltos para cubrir el cordón umbilical, normalmente el sangrado leve del ombligo suele desaparecer por sí solo, pero, también es importante que compruebes que no se trate de un síntoma de infección.

Recuerda siempre mantener tus manos completamente limpias las 24 horas del día, para el cuidado del ombligo de tu bebé recién nacido. Si observas alguna anomalía en el ombligo del bebé como enrojecimiento o también puntos blancos, tienes que considerar llevarlo al médico.

Cuando el ombligo de un bebé se torna blanco y blando es porque hay alguna hernia umbilical, por otra parte, si el ombligo se torna completamente rojo, es porque puede existir alguna infección o bacteria que tenga que ser tratada rápidamente.

La salud de tu bebé esta en tus manos, depende de ti aprender a cuidarlo adecuadamente.

Yo también fui mamá primeriza y también tuve dudas. Puede ser muy abrumador sobre todo con toda la familia dandote "consejos". Sigue aquí y aprende todo lo que una mama primeriza necesita saber.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies